Psicoterapia Cognitivo - Conductual

Desde el enfoque psicoterapéutico, el malestar emocional no se origina en la situación ligada a la emoción, sino en la interpretación que damos a dicha situación, bajo esta perspectiva le puede suceder una misma experiencia a dos personas y reaccionar de manera completamente distinta, tanto emocional como conductualmente, ya que cada persona tiene sus propias creencias centrales y esquemas que dictan de que forma interpretamos nuestro presente, se podría resumir de la siguiente manera: "El manejo emocional depende del cristal con el que mires la experiencia". 

 

El proceso psicoterapéutico cognitivo - conductual es una invitación a revalorar las ideas con las cuales juzgamos nuestras experiencias diarias y de este modo aprender a manejar nuestras emociones de forma más sana y adaptativa.

 

En la psicoterapia cognitivo - conductual se trabaja mediante objetivos con el paciente, es decir los terapeutas de este enfoque se encuentran comprometidos desde el inicio con el bienestar global del paciente. Y el fin último de es desarrollar en cliente una serie de estrategias y habilidades para prevenir recaídas, básicamente el paciente logra convertirse en su propio terapeuta al final del proceso.